Día 32: A la playa!

Aprovechando que aún no llegan a la isla los fríos invernales, este fin de semana fui a la playa. A menos de dos horas está la ciudad de Brighton, al sur de Londres. Iluso, me llevé traje de baño por si me animaba entrar al mar y chanclas, para caminar por la playa, pero entre que el mar estaba helado y que la playa es de piedras, sólo los llevé de paseo.

La ciudad me pareció muy interesante, con algunas cicatrices, entre tormentas, incendios y bombardeos de la segunda guerra mundial, en varios lugares te muestran la “reconstrucción” de Brighton o los vestigios de lo que fue.

Brighton Pier
Brighton Pier

De la ciudad me quedo con tres muy gratas experiencias. Primero, el Muelle de Brighton, enorme, brillante, con una feria típica de pueblo con juegos mecánicos, máquinas tragamonedas -¡Qué enviciantes y seductoras son esas máquinas! Me podría pasar horas echándole monedas al aparato-, algodones de azúcar, golosinas y más.

El Muelle de Brighton, visto desde el cielo.
El Muelle de Brighton, visto desde el cielo.

Luego, una larga camita por la playa de piedras. Sentí los vientos más fuertes que alguna vez he sentido; literalmente en algunos momentos, mis piernas eran jaladas por la velocidad del viento, tanto, que en un momento decidí era mejor sentarme un rato y dejar de preocuparme por las resbaladizas piedras y el potente ventarrón. Creo que los fuertes vientos no son algo particular del lugar, sino más bien reflejo de que este fin de semana esperamos la peor tormenta en años en el sur de Inglaterra. 

West Pier, Brighton. El Antiguo muelle de la ciudad, cerrado en 1975.
West Pier, Brighton. El Antiguo muelle de la ciudad, cerrado en 1975.

Finalmente, el Pabellón Real de Brighton. Es una construcción que tiene poco más de doscientos años, y que fue en primer lugar una casa de retiro para el príncipe Jorge, luego fue un hospital militar en la primera guerra mundial y ahora está abierto a los turistas. El estilo del lugar es completamente diferente a lo que esperarías ver en Inglaterra. Tiene bóvedas y columnas que te transportan a la India y todo el lugar tiene una magia incomparable.

Vista del Royal Pavilion de Brighton
Vista del Royal Pavilion de Brighton

Me gustó mucho conocer una ciudad en la playa, tan diferente a las playas que había conocido, que regreso muy contento a casa.

Otras fotos que tomé de la ciudad las puedes ver aquí.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s