Días 46 y 47: La ciudad encantada

Aquí, de visita en Glasgow, sólo por un día -le dije. Mañana me voy a Edimburgo.

No te gustará -me contestó, con una voz agresiva-, la ciudad no es tan bonita y la gente no es tan amable como aquí.

Mi conversación con ese escocés siguió, sobre temas triviales como el frío y la lluvia. De seguro está celoso de que él vive en Glasgow y no es tan divertido, pensé, ¡qué raro que se exprese mal de una ciudad tan hermana!.

Calton Hill y el Monumento Nacional de Escocia
Calton Hill y el Monumento Nacional de Escocia

En menos de una hora, ya estaba en Edimburgo. Ambas ciudades están a menos de 70 kilómetros, así que en realidad me tomó más tiempo sacar mi libro y encontrar la página en la que lo había dejado y de pronto ya estábamos entrando a la ciudad. Desde afuera de la ciudad podía ver que mi conversación con el escocés reflejaba una cruda realidad: Edimburgo es todo lo que Glasgow no es. Prácticamente las dos ciudades tienen la misma población (medio millón de habitantes), aunque en realidad Glasgow es un poco más grande. Desde siempre, Edimburgo fue la capital y Glasgow fue la zona industrial; una, un destino turístico, desde siempre, con historia, paisajes, callejones, mientras que la otra, la hermana fea, es simplemente una ciudad sin personalidad.

Vista sobre Princess Street gardens y el monumento a Walter Scott
Vista sobre Princess Street gardens y el monumento a Walter Scott

SOBRE LA CIUDAD

En el mero centro de la ciudad, en la cima de un volcán que alguna vez hizo erupción, se encuentra un enorme castillo medieval, casi milenario, rodeado por unos jardines impactantes, los cuales dividen a la parte moderna de la antigua. En la parte antigua, entre callejones y empedrados, castillos y catedrales, te transportas a la edad media. Casi puedes escuchar el sonido de las carrozas y de los caballos rebotando entre las paredes. Por otro lado, en la parte moderna, una cuadrícula perfecta, con calles bien trazadas, te sientes en una metrópolis, con edificios y calles de 200 años de antigüedad.

Entre el volcán, el castillo y sus jardines, la estructura misma de la ciudad es sumamente compleja, lo que la hace aún más interesante, pues tiene distintos niveles y pasadizos, que de pronto te llevan por largas escaleras o empinadas callejuelas. En las partes altas de la ciudad se alcanza a ver el mar del Norte, delimitado por Inglaterra, Noruega, Holanda y Dinamarca. Además logra incorporar elementos del S. XXI a su estructura urbana, pues de pronto, entre uno de los puentes entre la parte moderna y el casco antiguo te das cuenta de que la estación de trenes está justo debajo de ti.

SOBRE SU GENTE

Lo que hace grande a un país es su gente (y no es slogan político). Creo que gran parte de la personalidad de un lugar se la dan las personas que están ahí. En Edimburgo, fuera de estereotipos, te encuentras a gente vistiendo kilts por que van a una boda, o a personas tocando la gaita. Por todos lados puedes ver, ya sea hombres que en su corbata o su pañuelo o mujeres en su vestido, usando tela de tartán. Gente orgullosa de ser escocesa.

Fui, con una muy querida amiga, a una noche de música céltica y el chirrido de los violines y el retumbar de los taconazos en el piso nos hicieron la noche. Probamos cosas auténticamente escocesas y nos quedamos con un gran sabor de boca. Todo lo que le faltó a Glasgow, lo viví en Edimburgo. Al día siguiente nos despedimos de la ciudad con una cata de whisky y nos quedamos con ganas de seguir recorriendo sus calles y conociendo a su gente.

IMG_3793
Hombre tocando la gaita en Princess Street

Edimburgo, para mi, es uno de esos lugares que sabes que tienes que regresar. Eso sí, volveré cuando sea verano. Siendo a penas los primeros días de noviembre, llegamos a estar a -6°C, y aunque no nevó, las cinco capas de ropa que traía puestas no eran suficientes.

AQUÍ pueden encontrar las fotos de Edimburgo y AQUÍ el video de el señor que toca la gaita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s