Venciendo al sistema

Desde hacía tiempo quería cambiar mis lentes, pues ya me había cansado de los mismos lentes de pasta negra que a diario me tenía que poner. Quería intentar algo diferente, deshacerme del estorbo, así que tenía desde hacía tiempo la curiosidad de probar unos lentes de contacto.

Estando aquí en Londres, el año pasado visité una óptica para pedir informes sobre unos lentes de contacto. Aunque ya había investigado lo suficiente en línea, quería probarlos, medir mi graduación y ver si mi problema visual se podía resolver utilizando esos lentes. La señorita en la óptica, me explicó muy amablemente cómo funciona su sistema: para que simplemente te hagan un examen de la vista, tienes que hacer una cita y probar distintos tipos de lente (los que se tiran a diario, los de cristal, los que se cambian una vez al mes) y además te enseñan a quitarlos y ponerlos. Un servicio que, sin duda, sería de primera. Todo aquello, es decir, examen, pruebas y asesoría de lentes por la módica cantidad de £60.

contactlens

Se me hizo una exageración de precio, además de que ese es del tipo de servicio que en México es gratuito y el costo lo absorbe la empresa. ¿Pagar casi 90 dólares por algo que en mi país puedo conseguir gratis?

Como pasaría navidad en México, preferí posponer mi compra de lentes por unas semanas y hacer esas pruebas de aquél lado. En diciembre pasado, al tercer día de haber aterrizado en México, visité una óptica y, por supuesto que de manera gratuita, me hicieron un examen de la vista, me recomendaron lentes y la chica me explicó, durante casi una hora, cómo poner y quitar los lentes. Compré sólo una cajita, para probar. Es tan complicado iniciar con lentes de contacto que visité tres veces a la misma señorita de la óptica para que me ayudara -además de la enorme paciencia y ayuda de mi cuñada- y los servicios de la óptica, siempre gratuitos. Qué pena que en México no valoremos muchas veces los servicios de algunas personas, pero qué maravilla para mi fue ahorrarme esas £60… o al menos, eso pensé yo.

Ya de regreso en Londres, la caja de lentes que compré en México estaba por acabarse. La diferencia es que ahora ya no necesito ningún servicio o consultoría y los lentes que necesito son los más tradicionales y típicos: poder de -1.25, diámetro de 14.2 y base de 8.6, esos tres datos los tengo desde que fui a México.

BFlag

Primera óptica: fallida. Para que te vendan lentes de contacto necesitas tener una receta médica escrita específicamente por ellos, es decir, pasar obligatoriamente por su servicio de £60, aunque ya ni examen necesites. Segunda óptica: fallida. Tercera, lo mismo. En la tercera tienda, me explicó el dueño que así es el sistema británico: no tienen permiso de vender lentes de contacto sin receta.

Muy fácil, pensé, los compro por internet. Click aquí, click allá, y llego finalmente a la página en la que tengo que confirmar mi orden. ¡Estoy venciendo al sistema! Realmente estaba contento de ver que lo iba a lograr. Estaba ya en la página en la que te piden tu dirección para mandarte lentes de contacto, y para no sufrir, pedí un año por adelantado. ¡Lo voy a lograr! Un click y me lleva a la última página, en la que lo único que se puede leer es “para mandarnos su receta lo puede hacer en formato pdf, jpg o png” y un menú para efectivamente mandarles la estúpida receta, obvio de algún oculista británico. Sin receta no te venden lentes de contacto, ni por internet.

¡Qué frustración! Los británicos tienen un sistema perfecto hasta para los mugrosos lentes de contacto. Intenté una seguna página y lo mismo.

Pero, esta entrada de blog se llama Venciendo al sistema. Pues resulta que no está permitido comprar lentes en el Reino Unido sin una receta médica, pero, en cualquier otro país es perfectamente normal comprar tus lentes en línea, sin necesidad de recetas o documentos. Incluso es permitido comprar lentes fuera del Reino Unido y pedir que te los manden a cualquier lugar, incluídos lugares dentro del país. Gracias a ello, hoy disfruto felizmente de una nueva caja de lentes de contacto comprada en línea en un sitio de Francia y mandada, de manera gratuita, a mi casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s