Feliz Oxmas!

Desde hace unos meses (el 21 de septiembre para ser exactos!) recibí la invitación a una fiesta navideña, británica, tradicional y súper especial. Un tanto prematura la invitación, pensé, pero qué más da, los británicos suelen ser así de organizados. No confirmé mi presencia, pues realmente no tenía idea sobre mis planes de fin de año, y recuerdo que, para estas fechas, yo ya estaba en México el año pasado. Un segundo correo unas cuantas semanas después y un tercer correo hace un par de semanas me recordaron sobre la fiesta, la cual afortunadamente confirmé y asistí.

Desde los preparativos supuse que acabaría escribiendo, en este blog, mi anécdota sobre esa fiesta. Me preguntaron mis amigos varias veces si iba a ir y me contaron sobre las grandes experiencias de años pasados. No estaba para nada equivocado y estoy feliz de haber sido parte de esa fiesta.

OXMAS1

La fiesta empezó como la cena de fin de año de un grupo de alumnos y amigos de Oxford y es llamada Oxmas por los asistentes (por ello el nombre, de combinar Oxford y Christmas). Empezó hace unos 7 años, y han seguido con su tradición, recibiendo cada año a algunos nuevos integrantes, como yo.

Hay una larga lista de tradiciones y costumbres que me tocó presenciar ayer que nunca en México había visto. Al llegar a la fiesta había una bota de tela con el nombre de cada uno de los invitados, los cuales se fueron llenando de dulces y tarjetas a lo largo de la tarde.

Mi bota!
Mi bota!

Antes de la cena, muy emocionados y contentos reparten algo que le llaman crackers, que son un rollo echo de cartón de unos 20cm de largo por unos 4cm de diámetro, usualmente forrados de papel brillante y llamativo, que está cerrado en ambos extremos. Hay uno por invitado, pero la tradición dicta que tienen que ser abiertos por dos personas, jalando fuerte una en cada extremo del rollo, y al abrirlos, hacen un pequeño sonido de explosión. Dentro de cada cracker viene un pequeño juguete, una corona hecha de papel y un chiste escrito en una tarjeta, y la persona que se queda con el rollo al final de jalarlo y abrirlo es el dueño de esos regalos. Para la apertura de los crackers, se forma una cadena de todos los invitados a la fiesta, unidos por los brillantes rollos, que son jalados simultáneamente. Dado que hay un cracker por persona, en realidad a todos les toca uno de los regalos, pero causa cierta decepción si al abrirlos y escucharlos tronar no se quedaron con alguno de los rollos. La corona de papel hay quienes se la ponen y la usan por el resto de la noche.

Crackers
Cadena humana para la apertura de los crackers

La cena fue espectacular. Había toda clase de carnes y vegetales y al menos 7 postres diferentes. Posiblemente en cuanto a sabores e ingredientes son muy similares a los que utilizamos en México.

Hubo además un concurso de sombreros navideños que tenían que ser realizados por los invitados. Fue realmente divertido, pues nadie en realidad tiene mucha habilidad para aquello de las manualidades, así que el concurso era más bien de creatividad. Yo hice un árbol poligonal de 16 lados, que con un limpiapipas como estrella, fue uno de los ganadores de la noche.

Sombrero poligonal de 16 lados
Sombrero poligonal de 16 lados

Realmente disfruté la experiencia de estar rodeado de amigos, todos ellos británicos, y de vivir una experiencia tan diferente para festejar la navidad. Espero ser invitado los siguientes años que me toque pasar navidad y año nuevo por estos lugares.


Feliz navidad y fin de año! Gracias por leer mis aventuras y experiencias en este blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s