…tas!

Efectivamente llegó mi cumpleaños, los festejos y con ello, los temidos “…tas”. No creo que sea un gran alboroto ni mucho menos, sólo es un cumpleaños que conlleva un cambio en el dígito de las decenas.

20160228_222558

Nunca antes me había sentido “viejo”. En México estaba acostumbrado a estar rodeado de personas de mi edad o incluso mayores, sin embargo, ahora resulta que yo soy el grande y por mucho. Soy unos cinco años mayor que casi todos mis compañeros, así que mientras ellos están por cumplir 25 (o menos!), yo llegué ya al tercer piso (y sí, escuché la frase del tercer piso unas 30 veces esa semana).

Mi edad, al menos de este lado del mundo, era prácticamente un secreto. Había distintas especulaciones, algunas de ellas que me ubicaban entre 24 y 26 años, y otras de ellas con hasta 32 años. Me parecía chistoso y por seguir el juego, cada vez que alguien me preguntaba mi edad, yo contestaba con un número, un tanto aleatorio dependiendo de mi estado de ánimo. “Hoy me siento de 24”, les decía con una sonrisa, o un “hoy me siento de 28”, con un gesto de insatisfacción. Siempre un número diferente. Y así es como mi edad se hizo un misterio en mi oficina. No es que sea algo relevante ni mucho menos… era más parte de un juego con mis compañeros que duró por meses. Algunos de ellos buscaban información en internet o me reclamaban que las cuentas sobre mi trabajo anterior no cuadraban con alguien de 24 años.

Mi verdadera edad permaneció oculta, hasta que, desafortunadamente, necesité mostrarle mi pasaporte a una compañera para realizar un trámite. Ella sostuvo mi documento en sus manos por menos de un segundo, y al ver el año de nacimiento pegó un grito “Rafael cumple 30 este año!!!“. El tema de mi edad se hizo relevante sólo por mantenerla bajo resguardo así que mis compañeros decidieron que para mi cumpleaños, el número se haría público. Decoraron desde la puerta del edificio y hasta mi lugar con globos y listones, todos con el mensaje de “Felices 30”.

30s2

Fui muy feliz al ver mi lugar decorado, con mensajes de “ya tienes 30”. Fui muy feliz con los festejos de mi cumpleaños y me siento feliz de tener 30. Creo que es un día que pasa a la memoria, pero más por los detalles, las personas y el tiempo.

30s1

Cada quien tiene una distinta filosofía sobre la edad y sobre envejecer. “Mientras no se te note, todo está bien”, o “La edad no importa, lo que importa es la experiencia”, “Es sólo un número, que no representa más que los días que has vivido”. La mía es que, aunque efectivamente llegue a los “…tas”, es simplemente, la mejor edad, aunque siga contestando con un “Hoy me siento de 24”.


Aprovecho para agradecer las muestras de cariño que recibí de las personas que tengo cerca. De verdad me siento muy afortunado de tener a personas tan especiales dentro de mi vida.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s