Snowdonia, Snowdonia, Snowdonia

Tal vez el nombre del lugar suena a un terrible parque de diversiones relacionado con la nieve, una feria o una nevería de los ochentas, pero en realidad se trata de una reserva ecológica al norte de Wales. Snowdonia es una peculiar combinación de pequeñísimos pueblos, la segunda montaña más alta del Reino Unido (Snowdon), una mina abandonada y el lugar perfecto para empezar el verano con mis compañeros y amigos del doctorado.

Blaenau Ffestiniog, Wales
Blaenau Ffestiniog, Wales, con sus “montañas” de pizarra

En total fuimos 11 matemáticos, rentamos por unos días una cabaña en Blaenau Ffestiniog, uno de esos pequeños publitos (¡qué raro es el idioma galés!), y nos dedicamos a explorar la región. El pueblito era tan pequeño que a la mala descubrí que no tenía una farmacia, pero eso sí ¡qué belleza de paisajes!. En una de las zonas de Snowdonia antes había una gran mina de pizarra, la cual fue cerrada y abandonada en la época de Margaret Thatcher, y así como la dejaron hace unos treinta años, así se puede ver hoy en día. Lo interesante es que gigantescas pilas de pizarra se quedaron, primero como residuos de esa mina, pero ahora forman parte de paisaje y así, la naturaleza las acogió y ahora ya hasta tienen algunas plantas creciendo en sus laderas, por lo que esas obscuras pilas de pizarra dan la impresión de ser montañas y de haber estado una eternidad en ese lugar.

Ffestiniog
A la izquierda y arriba la mina abandonada de pizarra y abajo el pueblo de Blaenau Ffestiniog

Escalar Snowdon fue una gran aventura. Nos tomó cerca de cuatro horas llegar a la cima de la montaña para poder contemplar un paisaje impresionante: a lo lejos, el mar de Irlanda y el canal de San Jorge, más de cerca las montañas del parque nacional y varios lagos de un impecable color azul y junto a nosotros, ovejas escalando la gran montaña con toda naturalidad. Qué impresionantes animales que parecen no sufrir las pronunciadas pendientes y las resbaladizas piedras de las laderas de la montaña.

Parque nacional de Snowdonia, Wales
Parque nacional de Snowdonia, Wales

El tercer día que estuvimos por el norte de Wales visitamos uno de los grandes pueblos de la zona: Porthmadog con sus 4,200 habitantes. Como la zona tiene un exceso de pizarra, prácticamente todos los techos y paredes de las casas son de ese material, que durante el verano lo hace muy encantador, uniforme y obscuro y estoy seguro que, durante el invierno, lo hace un deprimente y aislado infierno.

Porthmadog, Wales
Porthmadog, Wales

Desafortunadamente el lugar está infestado de un bichititito que aparentemente se llama jején, el cual pica y deja unas marcas como de mosquito. Me han de haber picado unos 200 malditos bichos en los brazos y el cuello, pero afortunadamente, es una picadura que prácticamente no causa comezón y su zumbido no es perceptible (como el de un mosquito), pero si los aplastas dejan una manchitita de sangre. El problema es que, por su pequeño tamaño, se meten entre el cabello y a los oídos y estoy seguro de que me comí varios.

Parque nacional de Snowdonia, Wales
Parque nacional de Snowdonia, Wales

El viaje fue realmente divertido y aquí puedes encontrar el resto de las fotos que tomé en este maravilloso lugar. Wales es un país muy diferente al resto del Reino Unido que, por sus paisajes y sus recursos naturales, vale mucho la pena visitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s